Lo que creemos pero no podemos demostrar

“What we believe but cannot prove” es uno de esos libros que le gustan a John Brockman (a mí también) que recopila pequeños artículos de grandes científicos y pensadores del momento (250 páginas con 109 narradores en total !!!). Muchos de ellos están relacionados con la tercera cultura, puedes verlos en edge.org (fantástica web). En este caso, lanzaron la siguiente pregunta ¿Que crees que es cierto aunque no puedas demostrarlo?

El resultado es interesante. Soy asiduo a edge.org y suelen interesarme casi todos los libros que ahí se recomiendan, me decidí a comprarlo al leer en Amazon el primer capitulo de Sir Martin Rees en que dice creer que somos el único planeta con vida inteligente en el universo. Esa era una idea que me rondaba la cabeza después de leer “The singularity is near” de Ray Kurzweil, ya explicaré porqué. Sin embargo la mayoría de gente opina lo contrario. De hecho, hay que decir que hay unos cuantos capítulos, sobretodo al principio en que te aburres porque varios autores hablan de lo mismo “Creo que existe vida en otros planetas” o “Creo que existe vida inteligente en otros planetas”, pero bueno, se puede soportar. Otra cosa a destacar es el artículo de Chris Anderson, editor jefe del prestigioso WIRED Magazine en el que hace su defensa del Diseño inteligente. Si, puedes volver atrás y releerlo pero has visto bien, su escrito comienza “El movimiento del DISEÑO INTELIGENTE ha abierto mis ojos”, dice que sabemos muy poco y que tiene derecho a ser considerado al igual que la teoría de la evolución. Sin comentarios.

¿Estamos solos en el universo? ¿Se puede rebasar la velocidad de la luz?

¿A que venía lo de estar solos el universo y el libro de Ray Kurzweil?. En The singularity is near, Ray Kurzweil nos explica (entre otras cosas) lo que el prevé que ocurrirá cuando construyamos una inteligencia artificial equiparable a la nuestra. A partir de ese momento, en que sean las inteligencias artificiales las que se rediseñen a sí mismas, su capacidad aumentará de forma dramática, todos los avances científicos y tecnológicos quedaran en sus “manos”. Es un poco heavy para resumirlo en 4 lineas pero al final del final de todo, la inteligencia inundará la galaxia o incluso el cosmos a través de toda la materia. El legado de la humanidad será el verdadero conocimiento del cosmos de sí mismo pero ya no ligado a nuestra especie. ¿Pajas mentales? Bueno es un libro muy gordo(el de Kurzweil), con muchos datos, gráficas, referencias a trabajos científicos serios y muy bien documentado, lo cierto es que es de esos libros que te hacen desear la inmortalidad para ver todo lo que está por llegar, sea lo que sea.

Pero volviendo al tema ¿Que tiene que ocurrir para que esa inteligencia se expanda a todo el cosmos? La respuesta es que pueda superarse o “sortearse” la barrera de la velocidad de la luz. Tanto en “The singularity” como en “What we believe but cannot prove” Ray argumenta sobre la posibilidad de que eso ocurra. Se basa en los trabajos de Steve Lamoreaux y Justin Torgerson, en NewScientist puedes ver un artículo publicado en 2004 sobre el tema. No soy físico y aunque lo fuera es difícil argumentar en contra. La reflexión es: si ello es posible, y hubiese habido en cualquier lugar una inteligencia levemente superior, ya habríamos tenido conocimiento de ella, por tanto, o no es posible superar la velocidad de la luz, o ninguna raza inteligente ha sido capaz de construir una inteligencia superior a la nuestra. Como dijo Carl Sagan:

“A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa.”

Concretamente, tanto el capítulo de Martin Rees como el de Ray Kurzweil se pueden leer en inglés en la pagina de Amazon haciendo clic en la portada del libro.

Algunos capítulos más

Philip W. Anderson, nobel de Física en 1977 habla de la inutilidad de la teoría de cuerdas.

Maria Spiropulu, física experimental en el CERN, que defiende como nadie el escepticismo y el método científico, cree que serán capaces en el laboratorio de segmentar el espacio-tiempo de forma tan precisa que la gravedad será estudiada y comprendida en un entorno controlado y que la física de partículas gravitacionales será un campo reconocido. Cuando te paras a pensar en las implicaciones que tendría el control de la gravedad te parece tan increíble que salta ese pensamiento negativo de “demasiado bonito para ser verdad”.

Todd E. Feinberg, catedrático de neurología clínica y psiquiatría, cree que “la raza humana nunca llegará a decidir [¿admitir?] que un ordenador avanzado posee conciencia”.

Ian Wilmut, lider del equipo que en 1996 clonó a la oveja Dolly, cree que “es posible cambiar las células adultas de un fenotipo a otro”, esto implicaría que cualquier célula de un tejido podría ser transformada en una de otro distinto, por lo que no sería necesario (o eso deduzco yo) recurrir a las células madre.

En fin, hay personajes de todos los campos -no todos son científicos estrictos- que pueden aportarnos especulaciones y destellos de todos los grandes avances y nuevas concepciones del mundo que podrían llegar en las próximas décadas

¿Un libro para soñar?

Se me hace difícil recomendar libros porque yo soy un tipo especial de lector. Me puedo pasar horas (bueno no tanto) con un artículo de 2 páginas ensoñando acerca de todas las maravillosas posibilidades que se derivan de las ideas expresadas, mientras quizá otra persona se aburriría. En cualquier caso, tanto si eres de los que se recrean en fantasías sobre el futuro como si te quedas con lo que lees, es un libro ameno ya que puedes leer al ritmo que desees y en el orden que te apetezca seleccionando las ideas que te vayan pareciendo más interesantes. Como puedes suponer el libro está en inglés y no está traducido, aquí es donde nos queda lamentarnos por no haber aprovechado mejor las clases de idiomas, pero para los que su nivel se lo permita es una buena adquisición.

Carl Sagan recordado en la blogosfera

En el décimo aniversario de su muerte, me uno al “Carl Sagan memorial blog-a-thon” Organizado por Joel Schlosberg y Nick Sagan. Hace tiempo, ya escribí una entrada sobre Carl Sagan y el libro “El mundo y sus demonios”. Nunca olvidaré el mazazo emocional que sentí al enterarme de su muerte y estoy seguro de que como yo, muchas más personas sintieron el vacío, la sensación de que la humanidad perdía a uno de los personajes mas relevantes de la historia moderna. También recuerdo cómo se me saltaban las lágrimas en el metro, leyendo el epílogo de su mujer Ann Druyan en “Miles de millones”. Igualmente emocionante es ver la profunda huella emocional que ha dejado en toda una generación, no hay más que ver los comentarios que hace la gente en todos los blogs y páginas dedicadas a su memoria. Si no conoces la obra de Carl Sagan te recomiendo que te acerques a ella: la serie y el libro Cosmos o los libros que comento arriba. Los Dragones del edén también es una gran lectura. Puedes ver la página que se ha preparado para que quien quiera deje sus comentarios. Yo he decidido recopilar algunos de los blogs en castellano que lo recuerdan en estos días, lo que también me sirve para encontrar pensamientos afines:

Actualización:

En mi blog no entran ni mucho menos todos mis intereses: ciencia, biologia, tecnologia, gadgets, fotografia, arte, diseño, bolsa, literatura, cocina, bonsais, camisetas, 3-D, juegos, CSS, javascript, viajes, japón, cultura friki…. Este recorrido por la blogosfera me ha permitido encontrar muchas páginas interesantes, muchas de las cuales no habría encontrado nunca y muchas tan solitarias en visitas como la mía. Animo a todos los que no están en este listado e hicieron una entrada en su blog a que dejen un enlace a su post en los comentarios. Un saludo.

Technorati Tags: ,

Los ordenadores podrían almacenar nuestra vida entera hacia el 2026

Leo en el Telegraph que en un par de decadas, un artilugio del tamaño de un terrón de azucar podría grabar y almacenar en video de alta resolución cada segundo de nuestra vida. Eso es lo que aseguraban expertos reunidos el 12 de Diciembre en la conferencia Memories for Life en la British Library.

Hay quienes temen que la llegada de la “Cajas negras humanas” junto con el crecimiento de registros digitales médicos y financieros nos conduzcan a una pérdida de privacidad y una dramática expansión de “Papá Estado”.
Otros resaltan los positivos avances en medicina, educación, prevención del crimen y el modo en que será almacenada la historia.

Según Nigel Shadbolt, presidente de la  British Computer Society y catedrático de inteligencia artificial en la Universidad de Southampton, “no es cuestión de si ocurrirá; ya está ocurriendo”.

Me recuerda a la película de Robin Williams “The final Cut”, aquí titulada “La memoria de los muertos”. En la película, la gente lleva implantado un chip Zoë que graba tu vida entera y cuando mueres, el metraje es montado y editado para tener un recuerdo y ser mostrado en los funerales. La peli está bien, tiene implicaciones interesantes sobre las que pensar.

La pata del pollo va con el pollo, y se necesita una pala para limpiar el gallinero

Creo que no debo ser el único al que le ocurren estas cosas. Estoy por ejemplo en el salón viendo la tele. De repente se me ocurre algo que quiero hacer o ir a buscar. Es algo importante y me dirijo a la habitación (o la cocina o donde sea), casi por inercia, pero cuando llego, he olvidado que es lo que quería. Vacilo unos segundos…bueno, no sería tan importante, me volveré al comedor. Eh, no, un momento. No recuerdo a qué venía pero sí que la idea me entusiasmaba, veamos si consigo acordarme de lo que era. Me quedo unos instantes rememorando en que pensaba en el momento de la feliz idea hasta que de repente digo ¡tate, venía a por esto! Disminuye la ansiedad y me vuelvo satisfecho al salón. Sigo viendo la tele. Ruido mental de fondo: ¿y eso era lo que hace un momento me parecía tan importante? Continuo viendo la tele hasta que de repente: Canastos (por ser fino y tal), lo que de verdad se me había ocurrido e iba a buscar era otra cosa.

Me ha ocurrido más de una vez y cuando llego al momento gotcha alucino de como he elaborado de repente una acción que justificara el interés que había sentido en los momentos previos.



¿A que viene este delirio surrealista? Bueno, aunque no es lo mismo, lo que viene a continuación es más interesante. Es un extracto del fantástico libro “La tabla rasa” de Steven Pinker:




Una de las demostraciones más espectaculares de la ilusión del yo unificado es la de los neurocientíficos Michael Gazzaniga y Roger Sperry, que demostraron que cuando los cirujanos cortan el cuerpo calloso que une los hemisferios cerebrales, literalmente parten el yo en dos, y cada hemisferio puede actuar libremente, sin el consejo ni el consentimiento del otro. Y lo que es aún más desconcertante, el hemisferio izquierdo teje constantemente una explicación coherente pero falsa de la conducta escogida sin que lo sepa el derecho. Por ejemplo, si el que realiza el experimento lanza la señal “Andar” al hemisferio derecho (manteniendo la señal en la parte del campo visual que sólo el hemisferio derecho puede ver), la persona cumplirá la orden y empezará a andar para salir de la habitación. Pero cuando a la persona (concretamente al hemisferio izquierdo de la persona) se le pregunta por qué se levantó, dirá, con toda sinceridad: “Para tomar una Coca-Cola”, y no “Pues no lo sé” o “Simplemente me entraron ganas de hacerlo” o “Llevan años haciéndome pruebas desde que me operaron, y a veces hacen que haga cosas pero no sé exactamente qué es lo que me pidieron”. Asimismo, si al hemisferio izquierdo del paciente se le muestra un pollo, y al derecho se le muestra un paisaje nevado, y ambos hemisferios han de escoger una imagen que se corresponda con lo que ven (cada uno utilizando una mano diferente), el hemisferio izquierdo elige una pata de pollo (correctamente), y el derecho, una pala (también correctamente). Pero cuando al hemisferio izquierdo se le pregunta por qué la persona en su conjunto tomó esas decisiones, dice alegremente: “Pues muy sencillo. La pata del pollo va con el pollo, y se necesita una pala para limpiar el gallinero”.

Lo espeluznante es que no tenemos razones para pensar que el generador de tonterías del hemisferio izquierdo del paciente se comporte en modo alguno de forma distinta a los nuestros cuando nosotros interpretamos las inclinaciones que emanan del resto de nuestro cerebro. La mente consciente -el yo o el alma- es un creador y manipulador de opinión, no el comandante en jefe.




powered by performancing firefox

Estaba descatalogado y lo encontré

Había leído sobre este libro en “El capellán del Diablo” de Richard Dawkins pero no lo encontraba. Parece ser que por estar descatalogado. En Amazon lo vendían usado y lo encontré nuevo por 0.01 libras en Amazon.co.uk. Bueno en realidad era un reseller llamado fairandfast y aunque un precio tan barato me hacía desconfiar pensé que en el peor de los casos no perdía mucho. Pues la cosa tuvo final feliz, por 0.01 libras más 3,94 de envío, el libro llegó rápido y en buenas condiciones. Es una recopilación de 34 artículos sobre ciencia, orígenes, evolución, mente, cosmos y futuro, elaborados por gente como Richard Dawkins, Gould o Daniel Dennett.